Cerrar

¿Cómo puedo aplicar la economía circular en mi empresa?

Modelo de negocio basado en la economía circular

Hacia un modelo de negocio basado en la Economía circular

Entendemos por economía circular, un modelo de producción y consumo, que puede implicar varias acciones como el alquiler, la reutilización/reparación de los productos, el reciclado de los mismos, e incluso compartirlos. Este modelo supone reducir los residuos al mínimo, de modo que, cuando un producto llega al final de su vida, se reconvierte creando así, un valor añadido. Se trata de un modelo circular, basado en cerrar el ciclo de vida, muy diferente al modelo lineal de extraer, producir, usar y tirar con el que hemos funcionado, desde la revolución industrial hasta la actualidad, y el cual requiere de enormes cantidades de energía y materiales.

Las empresas de economía circular se sostienen en toda una serie de valores y acciones que aplican en su actividad diaria, tomando como base los siguientes:

  • Integran en el ciclo de la vida del producto su impacto ambiental para reducirlo y aprovecharlo.
  • Agrupan y desarrollan en un mismo espacio territorial los procesos de gestión de materiales y fabricación.
  • Aplican criterios de funcionalidad en las actividades de las empresas: es más importante el uso que la posesión de un bien.
  • Aprovechan y reintroducen en el sistema productivo aquellos productos que podrían considerarse residuos en un primer proceso productivo para generar otros productos distintos.
  • Aplican criterios de segunda vida para los productos que muestran deficiencias.
  • Desarrollan el reciclaje de productos para la obtención de una oportunidad y nuevo uso.
  • Aprovechan los residuos no reciclables para la generación de energía, cerrando así el ciclo productivo.

Valores principales de la economía circular:

- Evolucionar desde la cultura de la posesión del bien hacia la cultura del uso.

- Reintroducir en el circuito económico los productos que ya no queremos consumir.

- Utilizar residuos para la elaboración de nuevos productos.

- Encontrar una segunda vida para los productos que ya no funcionan.

- Aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos. 

Destacan las propuestas de valor de este modelo de negocio:

  • Alargamiento de la vida útil de los productos.
  • Disminución de residuos.
  • Uso compartido de los productos.
  • Servitización.
  • Sostenibilidad.
  • Ahorro de costes.
5
954 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar