Cerrar

Las Constelaciones Organizacionales: un nuevo modo de ofrecer soluciones en las organizaciones

Por Guillermo Echegaray, consultor sistémico y director de Geiser Works

Publicado por anarubio
jueves, 09 de diciembre de 2010 a las 17:08

Una de las consecuencias de la crisis económica es la constatación de que las respuestas parciales, locales o incluso nacionales resultan insuficientes. En definitiva, nos enseña a percibir la realidad sistémicamente, donde todo está en conexión, donde, como en el proverbio chino, el aleteo de una mariposa provoca un huracán en el otro extremo del planeta. Pues bien, desde otro contexto, las constelaciones organizacionales son una tecnología, una herramienta, que permiten mirar a la realidad de nuestras organizaciones teniendo en cuenta estas claves que se intuyen fundamentales en el horizonte: que las soluciones han de venir de un futuro emergente y que esas soluciones sólo serán de raíz si son sistémicas.

¿Por qué tantos planes de formación no logran mejorar la motivación de este departamento anquilosado en viejas formas de trabajar? ¿Por qué persiste la murmuración a pesar de múltiples “outdoors” que se han llevado a cabo en esta empresa? ¿Por qué después de sucesivas reorganizaciones de departamentos, gestión de procesos, etc., no hay manera de lograr que un proyecto nuevo salga adelante en esta otra y el pesimismo se esté adueñando incluso en el comité de dirección? Seguramente cualquier director de recursos humanos se habrá topado antes o después con estas y otras preguntas parecidas. Desde el pensamiento sistémico en el que se apoyan las constelaciones organizacionales, la respuesta a estas preguntas se fija en el “orden” que se haya podido quebrar en la empresa u organización. No es tanto cuestión de déficits o limitaciones personales (sea de los líderes de la empresa, de un equipo, o de los trabajadores) sino que entendiendo a la organización como un organismo vivo, el síntoma que se percibe no es sino expresión de un desequilibrio en la organización que la constelación tratará de reparar. Y esta vuelta al equilibrio se logrará, a partir de la constelación, contando con las fuerzas que la organización misma tiene y que puede desplegar en el futuro.

El desarrollo de las constelaciones organizacionales está todavía en sus comienzos. No obstante, el dinamismo de las mismas es asombroso. Cada vez que asisto a un nuevo congreso de constelaciones organizacionales no deja de sorprenderme el vertiginoso desarrollo de las mismas. La herramienta es tan versátil que permite adecuarse e incorporar multitud de aplicaciones: podemos hacer una constelación de la Balanced Score Card; se han desarrollado constelaciones para selección y recolocación de personal; se han ideado constelaciones, como el Tetralemma de Matthias Varga von Kibéd, particularmente útil en la toma de decisiones; o se va aplicando esta herramienta para trabajar con un equipo directivo, por decir solo algunos ejemplos. Todavía estamos lejos de saber cuáles son los límites de esta tecnología social, pero ya hoy es un instrumento particularmente útil para ponernos en contacto con la experiencia real de las organizaciones, llegar a la fuente desde la que estas actúan y encontrar soluciones que abran el futuro.

GUILLERMO ECHEGARAY

Guillermo Echegaray es Doctor en Filosofía. Licenciado en Psicología. Consultor sistémico. International Training en Constelaciones Organizacionales. Se ha formado en Navarra, Deusto, Roma, UPV. Ha sido profesor de Psicología Científica en Vitoria y de Sociología en la UPNA. Ha dirigido “Grupos experienciales” en la UPV. Actualmente es director de Guillermo Echegaray-Taller de psicología (Navarra) y de GEISER WORKS : coaching y constelaciones, empresa de consultoría y asesoramiento a empresas y organizaciones. (Ver su Currículum Vitae).

2.99
12.503 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar